Línea de Atención exclusiva COVID-19 E.S.E. Hospital San José: 3216479964

Es una enfermedad respiratoria provocada por un nuevo virus de tipo coronavirus, que fue identificado por primera vez en China, en diciembre del año 2019.

Estos virus llevan este nombre porque tienen forma de corona. Ellos pertenecen a una extensa familia de virus, algunos de los cuales pueden causar diversas enfermedades, tales como el resfrío común o infecciones respiratorias agudas graves.

De persona a persona: El virus se transmite de persona a persona cuando tiene contacto estrecho (a menos de un metro de distancia) con un enfermo; por ejemplo, al vivir bajo el mismo techo, compartir la misma sala en un hospital o cuidar a un enfermo sin la debida medida de protección, ya que se transmite a través de la saliva, el moco, y secreción de los ojos.

Por ser una enfermedad de tipo respiratoria, se transmite a través de gotitas provenientes de la tos y los estornudos. Es importante cubrirse con pañuelo desechable (nunca con la mano) la nariz y la boca al estornudar o toser, también con el ángulo interno del codo. De la misma manera, el lavado de manos frecuente es muy importante para evitar el contagio, sobre todo después de haber estado en contacto con una persona enferma.

Es importante recordar que el lavado de manos reduce en 50% los casos de contagio de infección respiratoria aguda y hasta el COVID-19.

Quédate en casa que nosotros cuidamos de ti!.

Nuevo servicio de Teleconsulta en periodo de contingencia Covid-19

La E.S.E. Hospital San José comprometida con la continuidad en la atención de sus pacientes durante el periodo de contingencia por el COVID – 19, ofrece la posibilidad de atención a través de la teleconsulta ambulatoria en los servicios de consulta externa, para pacientes que cumplan con los requisitos para acceder a esta modalidad de atención.

A través de la teleconsulta, el paciente puede agendar su cita y conectarse con el medico o enfermero tratante, contando con el respaldo de la historia clínica de la atención recibida previamente, las órdenes médicas y fórmulas derivadas.

¿Quiénes pueden acceder al servicio de teleconsulta?

  • Pacientes conocidos por el servicio, que hayan sido atendidos previamente y requieran dar continuidad a un tratamiento.
  • Pacientes que no requieran toma de signos vitales, ni examen físico presencial, para la toma de decisiones clínicas durante la consulta.
  • Pacientes pediátricos que no requieren peso y talla para la toma de decisiones clínicas durante la consulta.
  • Pacientes que no cursen con eventos clínicos agudos, que requieren valoración clínica de urgencia.
  • Pacientes pediátricos que cuenten con acompañamiento en casa, por un adulto responsable durante la consulta.

¿Qué se requiere para acceder al servicio de teleconsulta?

  • Solicitar cita medica
    • Celular:                         3216984033
    • Correo electrónico: contactenos@hsjrestrepo.gov.co
    • Facebook:                    @hsjrestrepo
  • Autorizar un consentimiento informado en línea que incluye el manejo de datos personales.
  • Contar con la autorización de la entidad aseguradora en caso de requerirse.
  • Tener a la mano el documento de identidad para el momento de la consulta.
  • En caso de ser un menor de edad, el paciente que no esté en capacidad de tomar decisiones o paciente interdicto debe contar con el acompañamiento de un adulto responsable en el momento de la consulta.

A continuación encontrara documentación con información de las medidas que la E.S.E. Hospital San José ha implementado para ti.

SIGNOS Y SINTOMAS

Los signos y síntomas del COVID-19 pueden ser leves, moderados o graves y son semejantes a los de otras infecciones respiratorias agudas (IRA):

  • Fiebre de difícil control, mayor a 37,5° y por más de 3 días.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar.
  • Fatiga.
  • Secreciones nasales.
  • Malestar general.

EMPIEZA EN TUS MANOS

Lavando tus manos con frecuencia, reduces en más del 50% el riesgo de contraer una infección respiratoria.

Cinco pasos para lavar bien las manos:

  • Usar suficiente jabón.
  • Frotar las manos entre sí, los dorsos y entre los dedos.
  • Frotar el pulgar de una mano con la palma de la otra varias veces.
  • Frotar la punta de los dedos de una mano contra la palma de la otra.
  • Enjuagar bien

MEDIDAS PREVENTIVAS

  1. Lave muy bien sus manos y las de sus niños con frecuencia.
  2. Use tapabocas, si tiene algún síntoma de resfrío o si hay personas con gripa a su alrededor.
  3. Cúbrase la boca y nariz con un pañuelo o con la parte interna del codo al toser o estornudar.
  4. Si alguien tose o estornuda y no se cubre al hacerlo, cúbrase la boca y nariz con la mano.
  5. Evite escupir en la calle.
  6. Si todos lavan sus manos frecuentemente, se puede reducir hasta el 50% de los casos de infecciones respiratorias.
  7. Mantenga sus oficinas y espacios ventilados.
  8. Mantenga la calma y siga fuentes de información confiables.

PROTEGE AL ADULTO MAYOR

Protege a tus padres y abuelos ayudándoles a realizar sus tareas diarias como:

  • Comprar alimentos y provisiones.
  • Realizar diligencias en el banco.
  • Reprogramar citas médicas.

Y lo más importante: mantente alerta si ellos presentan síntomas como: fiebre, tos, dificultad para respirar, fatiga, secreciones nasales y malestar general.

Evite que salgan de casa y se expongan a espacios públicos.

EQUILIBRA TU SALUD MENTAL

  1. Reconoce la ansiedad como sentimiento pero no te dejes llevar por ella.
  2. Controla el deseo de buscar información de forma obsesiva. Revisa medios, máximo una vez al día.
  3. Realiza actividades que te motiven con tus propósitos de vida.
  4. Conéctate con personas importantes para ti y habla de tus sentimientos.
  5. Retoma planes aplazados.
  6. Vuelve a tus hobbies o aquello que más disfrutes.

PREVIENE LA ANSIEDAD

  1. Duerme bien
  2. Come bien
  3. Realiza rutinas de ejercicio y/o meditación
  4. Evita el consumo de alcohol, tabaco y drogas

Si tienes tendencia a la ansiedad o a un trastorno mental y crees que lo necesitas, consulta con un Profesional de Salud Mental.

HABLA CON LOS NIÑOS

Con la situación actual de aislamiento en casa, los niños pueden versen afectados emocionalmente, manifestando irritabilidad, ansiedad, miedo rebeldía, aburrimiento o somatización (sentirse enfermos). Los padres deben ser conscientes de que esta situación los afecta y buscar la forma de ayudarlos.

  • Conserve la calma y transmita tranquilidad, recuerde que los niños reaccionan a lo que usted dice y a cómo lo dice. Ellos captan claves de las conversaciones que usted tenga con ellos y con los demás.
  • Manténgase disponible para escuchar y hablar. Dedique tiempo y asegúrese que los niños entiendan que pueden venir a usted cuando tengan preguntas.
  • Evite usar un lenguaje que pueda culpar a otros y llevar a una estigmatización. Recuerde que los virus pueden enfermar a cualquier persona, sin importar su raza o etnia. Evite hacer suposiciones sobre quién podría tener la enfermedad.
  • Preste atención a lo que los niños ven o escuchan en la televisión, la radio o en línea. Considere reducir el tiempo en pantalla dedicado al COVID-19. Demasiada información en un tema puede acarrear angustia.
  • Provea información que sea honesta y exacta. Brinde a los niños información verdadera y apropiada para la edad y el nivel de desarrollo del niño.
  • Hable con los niños sobre cómo algunas historias sobre el COVID-19 en internet o las redes sociales, pueden estar basadas en rumores e información inexacta.
  • Instruya a los niños para que adquieran el hábito del lavado de manos.
    • Enséñele a lavar sus manos con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de hurgarse la nariz, toser o estornudar, después de ir al baño y antes de comer o preparar los alimentos.
    • Sí no hay agua y jabón disponibles, enséñeles a usar las soluciones desinfectantes para las manos. Estas soluciones deben contener al menos un 60% de alcohol. Supervise los niños pequeños cuando usen las soluciones desinfectantes para evitar que ingieran el alcohol, especialmente en escuelas y guarderías.
  • Enseñe a los niños acciones cotidianas que reduzcan la propagación de gérmenes:
    • Recuérdele a los niños mantenerse alejado de personas que estén tosiendo, estornudando o enfermas. ¿Cómo hablar con los niños sobre COVID-19?
    • Recuérdele a los niños toser o estornudar en un pañuelo facial desechable o en la cara interna del codo y luego arrojar el pañuelo a la basura.

¿ESTAS EMBARAZADA?

Las medidas de protección son iguales a las del resto de la población, entre ellas:

  • Lavar sus manos frecuentemente con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Mantener una distancia física con las demás personas y evitar lugares concurridos.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Cubrir su boca y nariz con el codo flexionado o con un pañuelo al toser o estornudar. El pañuelo usado debe ser desechado inmediatamente.

Si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, busque enseguida asistencia médica. Antes de acudir a un centro médico llame por teléfono y siga las instrucciones de su autoridad médica local.

URGENCIAS PARA URGENCIAS

¡Todos debemos usar el tapabocas N95!

Falso. Este tapabocas es de uso del personal de salud. Evite comprarlos, si lo hace pasarán dos cosas:

  1. Creará desabastecimiento y os servicios de salud se verán afectados pues estos solo deben ser usados por el personal de salud.
  2. Se convertirá en un vehículo de gérmenes para una persona sana y que no lo necesita.

Cuando usted tenga síntomas respiratorios use el tapabocas normal y recuerde el lavado de manos.

¡La ropa de las personas que están en el aislamiento la deberían quemar!

Falso, con un adecuado lavado se puede eliminar el virus.

¡El coronavirus va a llegar porque no se está haciendo correctamente el filtro en las fronteras!

Si el coronavirus ingresa por las fronteras o por los viajeros no es porque los controles de las autoridades estén mal, sino porque es un factor biológico que depende de las medidas de prevención que cada persona realice como lo son: el lavado de manos, el uso de tapabocas y el evitar el contacto con personas que tengan alguna infección respiratoria.

¡Mata prácticamente a todo el que se enferma!

No es así, el porcentaje de personas fallecidas no supera el 3%, es decir que por cada 100 personas que se enferman pueden ocurrir menos de 3 muertes.